browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Ven al baile

Posted by on 15 junio, 2013

otra de escritura creativa

—————————————–

Estaba decidido, esta vez no se le escapaba. Llevaba enamorado de Paquita desde que volvió de un verano ya espigada y con ojos de mujer. Y llevaba desde entonces intentando reunir fuerzas para invitarla al baile.
Cada vez que tomaba la decisión, se echaba a temblar como el segundero de su reloj de bolsillo. Se repetía a sí mismo que ya sí, que ya sí, que se lo iba a decir. Y cuando se iba acercando notaba que la garganta se le resecaba y la lengua le engordaba en la boca y el cuello de la camisa se encogía. Pero esta vez, se dijo, esta vez sí. Aunque se me salten los botones de la camisa, aunque me haga heridas en la garganta por intentar hablar. Esta vez se lo digo, que se venga al baile conmigo.
Ella parece no notarle, sonriendo siempre, rodeada de amigas, con esa risa coqueta que se le escapa a las adolescentes. Las chicas deben de saber cosas que nosotros no sabemos, por eso ríen tanto- piensa. La risa de Paquita es como las hojas de los chopos cuando sopla el viento.
Se acerca intentando disimular todo su nervio, y por fin le tartamudea que si quiere acompañarle al baile del domingo. Ella le mira a los ojos y le sonríe, que tiene partida de Brisca, pero que después, vale.
Y se maldice a sí mismo por haber tenido que esperar a tener 84 años y al baile del asilo para poder coger las fuerzas de declararse a Paquita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>