Sobre la vigencia del patriarcado en la lucha anarquista.

A  raíz  de  la X  Acampada  Libertaria  de  León,  queríamos  hacer  algunas reflexiones  respecto  a  la situación y participación de  le mujer en el Movimiento Libertario actual, pues consideramos éste un problema vigente sobre el cual hace falta reflexión y mucho trabajo todavía.

Analizando la susodicha Acampada Libertaria como un ejemplo tipo de la situación actual de le mujer en  nuestro  movimiento,  encontramos,  por  un lado,  que  les  mujeres  nos  encontrábamos  en  franca minoría frente a les hombres. Pero, más allá de una cuestión de números, también observamos ciertas dinámicas que consideramos son un reflejo de la cultura patriarcal a la cual estamos sometides y cuyos patrones reproducimos  incluso dentro de la propia  lucha. Así, era notable  la actitud más pasiva de  les mujeres  frente a  les  hombres  en  los  debates  y  conferencias;  e  incluso  en  el  resto  de actividades realizadas a lo largo de la acampada (como podía hacerse notar, por ejemplo, en los distintos deportes que  se  realizaban  en  los  momentos de  tiempo  libre  -boxeo,  fútbol,  baloncesto-  en  los  cuales  sólo participaban les hombres y les mujeres permanecíamos como observadores).

De  igual modo,    nos  pareció  observar  cierta  tendencia  del  sector femenino  a  permanecer  aún más pasives  cuando  eran  acompañades  de une  varón.  Es  decir,  una  tendencia  a  mostrarse  más  actives cuando se encontraban soles y a relegarle ese papel a su compañere varón cuando éste les acompañaba.

Estas observaciones no nos parecen casuales, creemos que son producto de la cultura patriarcal en  la que vivimos, por la cual les mujeres tenemos arraigado un comportamiento más dócil y pasivo frente a la actividad de les hombres, costumbres que tenemos tan integradas en nuestra propia personalidad que se vuelve mucho más difícil luchar contra ellas que contra cualquier otro elemento de opresión externo. Por  ello,  consideramos  que deben  ser  trabajadas  en  el  seno  de  una  lucha  como  la  anarquista,  pues queremos  crear  una  sociedad  de  hombres  y mujeres  libres  y  ello implica,  no  sólo  luchar  contra  las estructuras  sociales  que  nos  subyugan,  sino  también  contra  esas  dinámicas más  sutiles  que  nosotres mismes  seguimos  reproduciendo  en  los  espacios  de  libertad  que creamos  y  que,  al  coartarnos  e impedirnos actuar y aportar  libremente todo  lo que queremos, nos relega nuevamente a una situación de desigualdad que se perpetúa.

Por ello, queríamos hacer un llamamiento a la reflexión sobre esta situación por parte de les militantes de  ambos  sexos,  así  como  saber  si  esta problemática  ha  resultado  visible  también  para  el  resto  de militantes y plantearnos y estudiar las distintas formas de combatir estos problemas como podrían ser la organización de  jornadas de  reflexión, debate y conferencias, o quizás dándole un  impulso a Mujeres Libres  (pues quizás esta organización podría animar a aquelles mujeres que  se mantienen reticentes a acercarse al Movimiento Libertario, a participar de él, y podría servirnos a quienes ya militamos para trabajar estos temas e impulsar una mayor participación del sector femenino en la lucha anarquista).

Grupo Anarquista Pirexia.

Los comentarios están cerrados.