Maripuri Tijeritas

Tengo que hacer promoción de esta mujer!

una mujer donostiarra que confecciona las compresas y salvaslips, pañales, etc, lavables, aquí en la península histérica!

(antes había que traerlos de alemania, UK, canadá, usa…)

 

http://www.maripuritijeritas.com/index.php?option=com_virtuemart&vmcchk=1&Itemid=71

 

que le vaya bien a la artesana!

Mujeres y Salud

Podemos pensar que hoy día hemos alcanzado ya la igualdad, (otra cosa es que pensemos si el igualarnos a unos hombres esclavos era nuestra meta), y que todo está ya conseguido. Sin embargo, si miramos un poco más fijamente, queda mucho por caminar. Y en el aspecto de la salud, esto parece ser todavía más claro. Las mujeres tenemos cierta prevalencia mayor (por situaciones psico-sociales aunque también por causas biológicas) de algunas enfermedades. Sin embargo, todo en el sistema sanitario está visto bajo el prisma androcéntrico.  E incluso hay estudios que muestran un trato diferencial hacia homrbes y mujeres aun con una batería de síntomas muy similar. Ellas, no lo dudéis, serán siempre las quejicas.

 

En este informe, se realiza un estudio sobre al morbilidad diferencial por género

http://www.salutxdesenvolupament.org/files/Morbilidad_invisble_y_cooperacion.pdf

 

Copipego algunos fragmentos:

 

[Si miramos el mundo en su globalidad el riesgo de mortalidad precoz más elevado en este
momento en el mundo es la muerte por complicaciones durante el embarazo, o el parto o el
aborto.
[…]

A lo largo de la vida de las mujeres existen muchos trastornos que son mucho más predominantes
en el sexo femenino que en el masculino y que se relacionarían precisamente con sus diferencias,
con la menstruación y con el estrés que produce también trastornos de la menstruación o con su
tendencia a presentar más enfermedades endocrinológicas y autoinmunes
[…]

Los factores medioambientales pueden tener efectos directos en la salud reproductiva de los
individuos y debido sobre todo a que la mayoría de productos químicos medioambientales
acostumbran a ser disruptores hormonales o disruptores endocrinos que alteran profundamente el
ciclo menstrual en las mujeres y alteran por lo tanto los parámetros de salud reproductiva. Entre
los productos que se supone que pueden producir alteración endocrina, llamados disruptores
endocrinos hay al menos casi 84 pesticidas y plaguicidas que entre ellos el DDT, el lindano, el
vinclozolín, la dieldrina, la atracina, algunos piretroides y el malation que pueden producir
alteraciones en el sistema nervioso central, en el sistema respiratorio, en el sistema endocrino,
sobre todo en la mujer, afectan a la hormona de crecimiento y pueden también afectar a largo
plazo la mitocondria produciendo alteraciones de cansancio, capacidad de concentración…

[…]

El hecho de que exista una prevalencia diferente entre mujeres y hombres entre algunas
enfermedades, como el hecho del efecto diferente de los impactos y contaminación
medioambiental entre los dos sexos, no eran conocidos por la medicina hasta la última década]

Y en este vídeo (en catalán) Lucía Artazcoz, integrante de la Red de Investigación en Salud y Género, hace un interesante resumen sobre los punto sprincipales de esto:

 

Para que lo entendamos tod@s:

Las mujeres, por causas fundamentalmetne sociales, tenemos más riesgo de sufrir ansiedad o depresión. Esto tiene mucho que ver con la doble jornada laboral, las exigencias hacia el sexo femenino, etc.

Por causas biológicas, como que tenemos un 15 o 20% más de grasa corporal, almacenamos más ciertos químicos tóxicos liposolubles, como son los disruptores endocrinos, tan comunes entre los agrotóxicos.
Existen también ciertas enfermedades o patologías que en nosotras se manifiestan de forma distinta, como puede ser un ataque al corazón. Y sin embargo, el protocolo se basa en el caso masculino.

Por no hablar de que las pruebas de los medicamentos se realizan fundamentalmente en varones, con el gran sesgo que eso resulta para la efectividad o frecuencia de efectos secundarios en las mujeres.

Resultado? el sistema de salud nos olvida…

Datos de mujeres

algunos datos sobre mujeres, del SIGI (2001), Sisterhood is Global Institute, Canadá

La siguiente selección de estadísticas procede de la página del SIGI [Instituto [“La solidaridad entre mujeres es global”] de Canadá, cuya fundadora es la interesantísima Robin Morgan, autora de The Demon Lover. On the Sexuality of Terrorism, entre otros. Los datos estaban actualizados al 6 de julio del 2001.

VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EN TIEMPOS DE “PAZ”
6.000 niñas sufren mutilación genital cada día; más de 200.000 al año (2000)
5.000 novias son asesinadas o se suicidan al año en India porque se considera que sus dotes son insuficientes (2000)
1 de cada 5 mujeres será víctima de una violación en Estados Unidos. Las mujeres son violadas cada 3 minutos. El 55% de las estadounidenses han sufrido una violación o abusos físicos. 10 mujeres mueren diariamente a manos de sus maltratadores (1998).
La 1/2 de todas las personas asesinadas son mujeres que mueren a manos de sus compañeros en Rusia (1995).

VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES EN LOS CONFLICTOS ARMADOS
Cuando se desata un conflictos, las mujeres y las y los niños son vendidos como esclavos.
En la ex Yugoslavia, 20.000 mujeres y niñas fueron sistemáticamente violadas por ambos bandos del conflicto durante los primeros meses de la guerra.
El 75% de la población refugiada y desplazada del mundo son mujeres que han perdido a sus seres queridos y sus hogares. Como refugiadas, las mujeres son particularmente vulnerables a la violencia sexual mientras huyen, en los campamentos de refugiados y/o cuando se las reasienta (2000).

LAS MUJERES Y EL TRABAJO
El 90% de la fuerza laboral rural femenina recibe el nombre de “amas de casas”, quedando excluidas de la definición de actividad económica.
Tanto en los países desarrollados como en los que se están desarrollando, las mujeres trabajan 35 horas más que los hombres a la semana (1996).
Las mujeres producen el 80% del alimento del planeta, pero reciben menos que el 10% de las ayudas a la actividad agrícola (1995).
Las mujeres son el 82.3% de los trabajadores de las Zonas de Procesamiento para la Exportación (EPZs, en inglés), que son zonas industriales libres de impuestos para la compañías extranjeras y donde los derechos laborales a menudo no existen, por lo que no tienen ningún tipo de protección. En 1995 había EPZs en 60 países del mundo, principalmente asiáticos (1995).

LAS MUJERES Y LA EDUCACIÓN
2/3 de la población analfabeta del mundo, que es de 876 millones, son mujeres (2000).
Las mujeres son el 29% de la población mundial que usa Internet. En Filipinas, Croacia, Francia, Suecia, Australia y EE.UU. representan más del 40% de la población usuaria.

LAS MUJERES Y LA SALUD
La malnutrición es más común entre las mujeres que entre los hombres, en todo el mundo.
Las niñas son poco valoradas, se las da de comer peor y reciben peores cuidados médicos. Tradicionalmente, las mujeres comen las últimas y menos, y no consiguen más comida aunque estén embarazadas o enfermas.
En 1999 y 2000 las tasas de natalidad descendieron en todo el mundo.
Unas 600.000 mujeres -1 cada minuto- mueren al año de causas relacionadas con el embarazo. Son muertes que mayoritariamente podrían haberse evitado (1997).
El riesgo de morir por causas relacionadas con el embarazo es de 1 de 16 mujeres en África y 1 de 1400 en Europa (2000).
Desde 1980, las tasas mundiales de cáncer de pecho han aumentado un 26%.
El 95% de las personas que padecen anorexia son mujeres; y éstas son el 90% de personas que padecen abulimina.
En EE.UU., 7.000.000 de mujeres sufren de desórdenes alimentarios y 150.000 mueren de anorexia anualmente (1995).

LOS DERECHOS DE LAS MUJERES SOBRE LA REPRODUCCIÓN
El 62 % de la población mundial vive en naciones en las que el aborto inducido se permite sin que tengan que darse razones o bien donde se permite por una gran variedad de razones; mientras que el 26% de la población reside en países donde el aborto se encuentra generalmente prohibido (2000).
50 naciones, que albergan al 41% de la población mundial, permiten el aborto sin restricciones. Entre ellas, Canadá, China, Sudáfrica y Guayana (2000).
14 naciones, con el casi 14% de la población mundial, permiten que se aborte por razones socioeconómicas. Entre ellas, India, Gran Bretaña y Zambia (2000).
20 naciones, con el 3% de la población mundial, permiten que se aborte cuando la salud física o mental de la mujer, o su vida, están en peligro. Entre ellas, Jamaica y Botswana (2000).
33 naciones, con el 10% de la población mundial, permiten el aborto para proteger la vida y/o la salud física de la mujer. Argentina, Etiopía y Arabia Saudí, entre otras (2000).
74 naciones, con el 26% de la población mundial, tienen leyes que o bien no permiten el aborto a no ser que la vida de la mujer esté en peligro, o bien lo prohíben totalmente. Brazil, Nigeria e Indonesia, entre otras (2000).
En el África subsahariana, el 30% de las mujeres que no querían tener más hijos/as o que preferían posponerlo no pudieron disponer de contraceptivos. Los niveles de uso de métodos contraceptivos en la región caen por debajo del 20%. La tasa de fertilidad en esta región es de las más altas del mundo, con 5.4 partos por mujer (2000).
20 millones de abortos al año se realizan en malas condiciones, a consecuencia de lo cual mueren 70.000 mujeres (1997).

LAS MUJERES Y EL DINERO
En ningún país del mundo los salarios de las mujeres son iguales a los de los hombres (2000).
Las mujeres son propietarias de aproximadamente un 1% de la tierra del mundo (1995).
El 70% de las personas en pobreza grave (que viven con menos de un dólar diario) son mujeres (UNIFEM, 1995).
Sólo el 5% de las mujeres que necesitan un microcrédito lo reciben (1995).
En Silicon Valley, por cada 100 acciones en Bolsa poseída por un hombre, sólo 1 es de una mujer (1995).

http://www.alasbarricadas.org/forums/viewtopic.php?f=10&t=5552

Más de salud y mujer

Artículos de Diagonal sobre este tema.

El uso creciente de sustancias químicas en el lugar de trabajo como método de lucha contra las plagas de insectos o como agentes de limpieza, y sus interacciones, están resultando un serio peligro para los seres humanos. La exposición continuada a estas sustancias en el ámbito doméstico o en lugares públicos, a través del aire, el agua o los alimentos, aunque sea en dosis más pequeñas, multiplica los riesgos y los efectos secundarios en las personas, hasta ahora mal estudiados y poco comprendidos.

Tradicionalmente, el riesgo por plaguicidas se ha vinculado a los procesos de fabricación, formulación y aplicación de esos productos en la agricultura. Sin embargo, la utilización cada vez más frecuente de plaguicidas para desinsectación de edificios está suponiendo un riesgo laboral para muchos trabajadores/ as de oficinas, centros docentes, sanitarios o comercios, con el agravante de que suele pasar inadvertido al no corresponder a la propia actividad o naturaleza del trabajo desarrollado. Por esa razón, casi nunca es identificado ni evaluado y, por tanto, no es adecuadamente controlado.

¿Por qué las exposiciones a pesticidas afectan más a las mujeres que a los hombres? Los insecticidas que tienen moléculas de cloro actúan, además de como neurotóxicos, como disruptores endocrinos. Tienen la característica común de ser solubles en las grasas y, por tanto, se depositan en las células grasas del cuerpo. Dado que las mujeres poseen de forma natural de un 15% a un 20% más de células grasas que el hombre, los efectos a largo plazo serán mucho más prolongados e intensos en el sexo femenino.

Por otra parte, dado que la mayoría de los plaguicidas actúan paralizando el sistema nervioso de los insectos, los efectos neurotóxicos en el ser humano serán más intensos cuando las neuronas dispongan de poca oxigenación (anemia) o de falta de ferritina (carencia que impide el transporte de hierro, en especial en las neuronas).

Y dado que durante la edad fértil (14 a 50 años) la mayoría de las mujeres sufren algún grado de anemia o ferropenia, la vulnerabilidad del sexo femenino a los productos neurotóxicos es, también, superior a la del sexo masculino. En muchos plaguicidas, los combustibles y plásticos actúan como xenoestrógeno (substancias sintéticas que llegan al organismo procedentes del ambiente exterior y que, una vez dentro, se comportan como estrógenos fuertes). Los estrógenos son una de las hormonas sexuales femeninas. En las mujeres expuestas a estas sustancias se ha observado, entre otros efectos sobre la salud, el aumento de la incidencia del cáncer de mama.

Casos de intoxicación
Algunos de los datos que se aportan a continuación se basan en el seguimiento realizado a las trabajadoras y trabajadores del Servicio de Microbiología de un hospital de Barcelona que en agosto de 1994 resultaron intoxicados en su lugar de trabajo por insecticidas ambientales, piretroides y organofosforados. Se hizo un seguimiento de 13 años a 581 personas expuestas (443 mujeres y 138 hombres) y de las personas afectadas (268 mujeres y 10 hombres). Las personas más afectadas fueron las que volvieron a ser expuestas a las fumigaciones durante varios días y las empleadas de limpieza, debido a que la aplicación de productos de limpieza en el suelo y en los rincones se acumula.

Los trastornos que afectan específicamente a las mujeres son aquellos relacionados con la salud reproductiva (malformaciones congénitas, abortos espontáneos, prematuridad, esterilidad) y con el ciclo menstrual (más corto, sangrado abundante, coágulos, incremento del síndrome premestrual, de los fiobras uterinos o la mastopatía fibroquística).

Otros síndromes de las personas expuestas a pesticidas y que son más frecuentes en mujeres son el síndrome de fatiga crónica, el síndrome de estimulación de la autoinmunidad (el cuerpo se defiende de sí mismo) y el síndrome de hipersensibilidad química múltiple (no pueden utilizar aerosoles, no pueden ir a cines o a espectáculos públicos, no pueden estar en las áreas de los supermercados de productos de limpieza, dificultad para respirar al circular por calles con mucho tránsito de vehículos).

La exposición a organoclorados y organofosforados puede producir graves efectos para la salud. El diagnóstico es difícil de realizar y tanto las personas expuestas como las/os profesionales sanitarios pueden atribuir los síntomas a problemas psicológicos. Estos efectos son más graves y persistentes en mujeres. Cuando las personas afectadas se reexponen accidentalmente a uno de estos productos vuelven a reproducir los síntomas. Por todo ello es preciso que éste sea considerado un problema de salud pública y afrontado como tal.

http://www.diagonalperiodico.net/Pesticidas-un-problema-de-salud.html

http://www.diagonalperiodico.net/Agrotoxicos-venenos-cotidianos-y.html?id_mot=109

Naturcup

ya tenemos fabricación propia de copa menstrual (para que no tengan que traerlas desde muy lejos)

http://naturcup.com/index.php

Aprovecho y hago propaganda del invento:

es tan sencilla de usar como un tampón, aunque de hecho yo diría que me aguanta bastante más sin tener que cambiarte.

Está fabricada en silicona médica, hipoalergénica, y sin químicos blanqueantes o perfumes que puedan alterar tu flora vaginal.

Es cómoda y además, puedes usarla incluso cuando “está a  punto de venirte y te va a pillar de sorpresa por la tarde”, o los últimos días, porque no te dejará esa sensación que te deja el tampón de resecarte las entrañas… ya sabéis a qué me refiero.

Yo desde luego he disminuído picores y molestias, la uso desde hará ya como 2 o 3 años, y sin problemas. Se tarda un poquito en cogerle el truco, pero hasta yo, que soy una patosa, lo conseguí. Yo la uso combinada con salvaslips de tela lavables, porque raro es que tengas fugas, cosa que con un tampón me pasaba muchas veces, pero aunque te la “pongas mal”, las pocas fugas que tengas quedarán bien captadas por el salvaslip de tela, así que yo ya voy tranquila por la vida. Además, esos salvaslips son tb muy suaves, no irritantes, no como los desechables. En serio, para mí ha sido un cambio fenómeno, y me he librado de un montón de molestias e irritaciones que padecía al final del ciclo. Y desde luego, le recomendaría esto a cualquiera que tuviera cándida o alguna cosa así.

Ah! Lo ideal es llevar una botellita de agua contigo para cuando te la tengas que enjuagar. Te la sacas, la vacías, la enjuagas, te la vuelves a poner, y a vivir.

Ni es un engorrine, ni hueles mal, ni nada de nada. Además, es tu sangre, no es algo radiactivo, y no me digas que los tampones eran algo que te mantenía tan alejada de pringarte.

Aunque suelen recomendar lo de hervirla, también se puede esterilizar usando las pastillitas estas de esterilización de biberones de bebé si te es más cómodo. En realidad, basta con reservar un recipiente de unos 3 o 5 litros, en los que puedes echar el cuarto de una de esas pastillitas y la dejas disolever. Echas la copa y dejas ahí un rato, luego aclaras y listo.

 

En ese link aparecen más consejos, echádle un ojo!

Eco Sex

Pensaréis ¡esto es el acabose!, estos eco-jipy-perroflautas quieren volverlo todo eco! biodegradable!! sostenible!!

pues si se puede…porqué no? ^^

 

lo malo es que no los haya encontrado todavía Km 0

Pero oye, igual es un gran nicho sin ocupar…alguien se anima a montar una empresa de condones biodegradables en españa??:D

 

Estos son biodegradables, elaborados con látex orgánico proveniente de plantaciones en India y Sri Lank, entendemos que de comercio justo y sostenible. www.frenchlettercondoms.co.uk

he visto tb estos hechos con piel de oveja O_o

http://www.naturalamb.com/

pero eso sí, no protegen de algunas ETS, sino que es más bien para parejas monógamas…vamos, que los espermatozoides no caben, pero algunos patógenos sí.

Los primeros se pueden encontrar ya en españa, aunque es posible que se encuentre sólo en algunos sex shops, tipo losplaceresdelola o alguna tienda así.